Sonámbulos [Fragmento]

Pasaron la noche en silencio y se durmieron uno al lado del otro, sin tocarse pero sintiéndose entre la basta existencia, reconociéndose de entre todas las partículas del universo como dos partes del mismo Uno. Amaneció y al cruzar las miradas se abrió el dialogo, ella exclamaba con cada movimiento y poro “ven a mí”, él escuchaba en su interior una voz que le decía “sigue la música de su cuerpo”. Se tocaron desde el primer rayo de sol hasta la penetración completa de la luz sobre la cama.

Se vieron de nuevo y ella no pudo resistir un minuto más, las dudas revoloteaban y las palabras se apresuraron sobre su boca, las escupió rápidamente, como si hubiera absorbido un veneno y ahora intentará deshacerse de él.

-¿Que soy para usted? dígame ¿que es lo que somos? ¿que es este juego?

-Somos dos sonámbulos en el mismo mar de deseo.

-No podemos seguir así.

-Lo haremos, solo que ahora seremos dos océanos distantes, no por ello ajenos.

-No lo entiendo

-Verás, el mar parece estar enclaustrado, pero en realidad tiene una salida, una desembocadura al océano, en ella se diversifica. Seremos dos sonámbulos en el mismo cuerpo, en uno mas inmenso, en el mismo sueño, coincidiremos poco pero de manera segura seras de mi como yo seré de ti y esa es la mejor promesa que puedo ofrecer. Dos sonámbulos en el mismo océano de deseo, de esta manera no tendremos por que vernos, yo iré con mi corriente y mis ciclos y tu con los propios.

-El que no me mire no me hará invisible como el no hablar de usted no me ayudara a olvidarle.

-Serás una brisa dulce, un suspiro, un viento que acaricia mi rostro en un día caluroso, un recuerdo que desemboca, que de cuando en cuando se cuela por el subterráneo y aflora de nuevo en mi cauce.

-Usted se convirtió en mi sueño predilecto pero también el más dañino, un sonámbulo no conoce el camino que recorre, no recuerda lo vivido. Yo a usted lo recuerdo bien, aun lo llevo en la piel, no me explico como pero le llevo aquí dentro sin haberle conocido.

-Tal vez nuestra existencia nos precede, tal vez este sea uno de tantos encuentros, solo eso podría explicar lo que vivimos sin vivirlo.

                        

La mentira es algo complicada, puedes decirla o puedes omitir ciertas cosas, esto último eventualmente te convierte en mentiroso.

La mentira es una cualidad imperceptible en algunos, muchas veces es tanta la habilidad que resulta imposible para uno darse cuenta de su condición. El auto-engaño es el sumario de una condición perpetuada.

E. Casas
AMAR y QUERER para mí son distintos:
QUERER es hacer planes a futuro y tener una semilla de duda sobre los mismos. AMAR es hacer planes y por tu cabeza jamás pasa la duda; Te preguntas escéptico ¿Por que habría de salir algo mal?. Y en este aspecto amar nos hace ingenuos.
E. Casas